Nuestro sitio web usa cookies para una mejor experiencia de usuario. Navegando por nuestra web acepta el uso de cookies. Política de privacidad Aceptar

Cooservunal
 
Blog
 
 
¿Cómo el ahorro nos ha permitido crear cooperativas? Un poco de historia…
Cooservunal
/ Categorías: Actualidad

¿Cómo el ahorro nos ha permitido crear cooperativas? Un poco de historia…

Insistimos e insistimos en que nuestros asociados (y ojalá todo ser humano en el planeta) ahorre, pero aún no les hemos contado cómo ésta práctica ha sido fundamental para las cooperativas de todo el mundo. Qué mejor momento que octubre cuando es el mes del ahorro y justo hace un mes estábamos celebrando nuestro 38° aniversario, una muestra de que ahorrar sí da frutos.
 
En primer lugar, es importante comprender cómo funciona una cooperativa para entender cómo entra el ahorro a jugar un rol tan importante en nuestro funcionamiento. Sabemos que los asociados que nos están leyendo conocen muy bien del tema y pueden creer que este artículo no es para ellos, ¡pero no nos dejen de leer! Será una explicación breve para aquellos que desconocen del funcionamiento de una cooperativa.
 
Pues bien, una cooperativa puede ser de muchos tipos, lo que todas tienen en común es que su razón de ser es el servicio a sus asociados, los cuales, para ser parte de la cooperativa, hacen un aporte social que va a conformar el capital social de la empresa. Al ser asociado, estamos aceptando una doble condición: somos usuarios de los servicios y somos asociados con derechos y deberes, lo cual nos permite tener incidencia en la toma de decisiones que adopte la cooperativa, a través de las diversas formas de participación que se establecen en el estatuto para los asociados.
 
Ahora detengámonos en el capital social. Este sirve para atender las necesidades de los mismos asociados, que en el caso de las cooperativas de ahorro y crédito como Cooservunal, son necesidades de créditos. En otras palabras, es como si todos los que quieren conformar la cooperativa hicieran una vaca que va a servir para prestarse a ellos mismos. Sin embargo, supongamos que una cooperativa se conforma con 5 asociados, donde cada uno va a aportar 1 peso, pero cada uno quiere hacer un préstamo de 5 pesos. La cooperativa inicialmente ya estaría en liquidación.
 
Lo que permite que las cooperativas tengan el capital suficiente para respaldar las demandas de crédito de los asociados es el ahorro. Con él las cooperativas han logrado aumentar su capital social. De otra manera deberíamos estar aumentando el monto de créditos del sector financiero tradicional y probablemente estaríamos aumentando las tasas de interés pues los bancos tradicionales suelen tener tasas más altas.
 
Como toda empresa, una cooperativa va a tener excedentes de los cuales el 50% es destinado por ley a fondos de: Protección de aportes, Educación y Solidaridad; el otro 50% es destinado de acuerdo a los estatutos de la cooperativa. En el caso de Cooservunal estos fondos van a otros 3 fondos: Amortización de aportes, Bienestar social y Capacitación.
 
¿Qué sería de las cooperativas sin esos fondos que en otras palabras son ahorros? En primer lugar, se perdería la confianza de los usuarios en ser parte de la cooperativa pues no habría ninguna garantía de que sus recursos les serán devueltos, en segundo lugar, no se les estaría brindando educación ni apoyo solidario a sus asociados, es decir, estaría en contra de los principios del cooperativismo.
 
En Cooservunal el fondo de protección de Ahorros es FOGACOOP, el cual garantiza que en caso de que la cooperativa se liquide, los asociados pueden estar seguros de que les será devuelto su dinero; el ahorro brinda tranquilidad a nuestros asociados, no en vano ya tenemos 38 años y ¡vamos por más!
 
¿Y cómo se dio inicio a las cooperativas a nivel mundial? La historia del cooperativismo en general se remonta al siglo XVII desde su ideación. La historia específica de las cooperativas de ahorro y crédito es un poco más reciente, cuando a mediados del siglo XIX había gran cantidad de personas que no tenían acceso a crédito en el sistema financiero habitual en Alemania. Es entonces cuando Willhelm Raiffeisen y Franz Hermann Schulze-Delitzsch optaron por crear organizaciones en donde las mismas personas que hicieron aportes sociales para fundarlas, pudieran solicitar préstamos de ellas, las primeras cooperativas de ahorro y crédito.
 
Este concepto llega a América en 1900 con Alphonse Desjardinds quien funda en Canadá la primera credit union (el equivalente en inglés), luego se traslada a los Estados Unidos a seguir transmitiendo la idea, la cual, gracias a estos y otros precursores, ha tomado tanta fuerza que hoy en día hay alrededor de 260 millones de asociados a nivel mundial. Dato curioso: el primer depósito de esa credit union fue de apenas 10 centavos y entre todos los fundadores se recogió sólo $26 dólares, que son alrededor de 2.7 millones de pesos.
 
Para el caso de Colombia, la implementación de las cooperativas de ahorro y crédito fue producto de una ardua labor de la hoy extinta Unión Cooperativa Nacional, Uconal, entidad encargada de la educación, asesoría y asistencia técnica de las cooperativas, la cual, en los 60’s organizó en todos los municipios de todo el país las primeras cooperativas de ahorro y crédito. Dos décadas después nace Cooservunal, la cual empezó con tan solo un grupo de trabajadores de la Universidad Nacional Sede Medellín y hoy en día tiene sedes en Palmira, Manizales, Armenia y Bogotá, contribuyendo no solamente a la comunidad universitaria como en sus inicios sino a toda la población en donde hace presencia, ofreciendo además del servicio de ahorro y crédito, educación, entretenimiento.
 
Las cooperativas de ahorro y crédito, celebramos nuestro día mundial, el tercer jueves de octubre, con el objetivo primordial de crear conciencia sobre la importante labor que llevamos a cabo, en especial democratizando la participación, los ahorros, el crédito y las oportunidades. Las cooperativas de ahorro y crédito y asociaciones del mundo celebran este día abriendo sus puertas a todo el público interesado en conocerlas de cerca. Te invitamos a que te acerques a nuestras oficinas y conozcas más de cerca el poder que tiene el ahorro y el trabajo conjunto. Si tu excusa para no ir es que no tienes dinero para ahorrar, aquí te mostramos que siempre es posible.
 
Print
126 Calificar este artículo:
Sin calificación

Please login or register to post comments.

Su nombre
Su email
Asunto
Ingrese el mensaje
x
«noviembre de 2019»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829301
2345678
 
Cohete.Net
Ingresar